El diseño industrial protege la forma externa novedosa de los productos englobando tanto las formas bidimensionales (dibujos) como las tridimensionales (modelos) o una combinación de ambas.

Las notas fundamentales del Diseño industrial son:

Novedad. Artículo 6 de la Ley 20/2003 “1. Se considerará que un diseño es nuevo cuando ningún otro idéntico haya sido hecho accesible al público antes de la fecha de presentación de la solicitud de registro o, si se reivindica prioridad, antes de la fecha de prioridad.

Singularidad Artículo 7 LPJDI El artículo 7 de la Ley 20/2003 define la singularidad del siguiente modo: “Se considerará que un diseño posee carácter singular cuando la impresión general que produzca en el usuario informado difiera de la impresión general producida en dicho usuario.

Estas serán fundamentales para la inscripción de cualquier diseño industrial ya que como bien indican, la de novedad va a depender de la  consideración que tengan  los consumidores y público en general sobre el diseño.

En relación a lo comentado anteriormente debemos tener presente que en la tramitación de un diseño industrial no existe una fase de oposición previa a la concesión como ocurre en el registro de Marcas, el diseño industrial es concedido siempre y,  tras su publicación, será el tercero quien deba invocar mejor derecho (derecho prioritario) o alegar la falta de novedad y singularidad del mismo.

Cuando se protege un diseño industrial mediante su registro, se otorga al titular el derecho exclusivo a utilizarlo e impedir su utilización por terceros sin su consentimiento. Esto incluye el derecho a excluir a otra parte de fabricar, ofertar, importar, exportar o comercializar cualquier producto en el que este incorporado el diseño registrado.

En cuanto al proceso de tramitación consiste en presentar en formulario oficial la solicitud de Diseño Industrial, debemos indicar que podemos presentar hasta 50 variantes en series de 10. A su vez la representación de cada diseño podrá comprender desde una hasta siete vistas diferentes del diseño solicitado.

Junto con la solicitud procederemos al pago de las tasas oficiales y aproximadamente  1 mes después se procederá a la concesión. La vigencia del Diseño Industrial tanto en España como en la Unión Europea es de  5 años renovables por el mismo periodo de tiempo hasta un máximo de 25 años.

Si deseas conocer más información al respecto no dudes en contactar con nosotros en info@iglobax.es o clickeando en el banner de abajo.