A lo largo de la historia el papel de la mujer se ha visto relegado al ámbito doméstico, pero como veremos a continuación han sido muchas las que se negaron a que se las limitara, convirtiéndose en pioneras de una época.

Este es el caso de Fermina Orduña Fue la primera mujer española en disfrutar de una Patente por cinco años para un carruaje donde se contenía leches de vaca y cabras entre otras para su venta, siendo conocido como  privilegio n 4006. El vehículo incorporaba en la parte de arriba una campana y una chimenea, el esquema describe un vaso “para el ordeño” que se introducía por la parte superior en un “ordeñador mecánico”, un recipiente que se llenaba con el agua salida de la caldera para conservar la leche caliente “durante 20 minutos”, según palabras de la inventora.

 

 

Otra de las Patentes revolucionarias para la época e indispensable en nuestro día a día, Sistema integral de lavado. En 1890, la valenciana Elia Garci-Lara Catalá registró la patente nº 10.711, consistente en un lavadero mecánico. Primeramente se clasificaba la ropas según criterios diversos, a conti¬nuación eran sometidas al proceso de pre lavado, lavado con jabón, aclarado y escurrido a través de un hidro-extractor centrífugo.

En un mundo donde las telecomunicaciones son indispensables y donde buscamos garantizar la seguridad de las mismas la invención de Hedy Lamarr, inventora del sistema de comunicaciones denominado “técnica de transmisión en el espectro ensanchado” en la que se basan todas las tecnologías inalámbricas de que disponemos en la actualidad como el wifi o el bluetooth es revolucionaría. Dicha Patente fue presentada al registro el 10 de junio de 1941: “Secret Communication System” Junto con George Anthcil, siendo concedida el 11 de agosto de 1942.

El sistema concebido por Hedy trasmitía los mensajes u órdenes de mando fraccionándolos en pequeñas partes, trasmitiendo cada secuencia en una frecuencia distinta, lo que hacía prácticamente imposible recomponer el mensaje si no se conocía el código de cambio.La primera aplicación práctica de este invento se llevó a cabo durante la crisis de los misiles de Cuba en 1962, posteriormente se adoptó la misma técnica en algunos dispositivos utilizados en Vietnam y en el Milstar , sistema norteamericano de defensa por satélite.

Una de las grandes mentes científicas de los últimos tiempos es Margarita Salas Falguero: discípula de Severo Ochoa, su trabajo ha sido clave en los ámbitos de la bioquímica y la biología molecular españolas.
Margarita fue la primera española en ingresar en la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU entre muchas otras. Su principal línea de investigación, el estudio del virus bacteriófago Phi29, la llevó a descubrir una proteína, la DNA polimerasa φ29, patentada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en 1989 (ES2103741) resultando ser la patente más rentable de la historia de España, proporcionando al CSIC la mitad de sus ingresos por royalties.

Otra gran inventora de nuestro tiempo es la ingeniera Elena García Armada cuya creación de exoesqueletos biónicos, máquinas móviles compuestas por un armazón externo que lleva puesto una persona, y ayuda a moverse a su portador detectando las señales nerviosas que el cerebro envía a los músculos. Elena ha desarrollado el primer exoesqueleto biónico del mundo para niñas y niños con atrofia muscular espinal (Patente 201431763). Trabaja en colaboración con equipos clínicos, contribuyendo a rehabilitación y movilidad de los niños, y mejorando así la calidad de vida de sus portadores.

Si deseas conocer más información sobre Patentes o quieres que te ayudemos a proteger correctamente tu invención no dudes en comunicarte con nosotros a info@iglobax.es o clickeando el banner de abajo.